Buenas a todos,
os acompaño una exquisita recopilación de momentos imperecederos en una de las jornadas más técnica jamás desarrollada.
Cinco pinchazos, una rotura de cambio, y un aterrizaje forzoso en la copa de un pino.
Todo un disfrute para los ojos.

Patrocinadores del Club:

Patrocinadores  Cicloturista:

En constante actualización